cuentos, literatura infantil

Jugar a leer libros

-Una aventura de luz y de lluvia-

Puede parecer un asunto sin importancia pero lograr que un niño disfrute de los libros significa dotarle sin esfuerzo de la mayor herramienta de aprendizaje jamás inventada por el ser humano. Es el acceso a una parte enorme del conocimiento y al vehículo fundamental de relación entre las personas: el lenguaje.

No hacerlo no es ningún drama: no es necesario el gusto por la lectura para ser feliz, y hay, sin lugar a dudas, muchos lectores infelices: afortunadamente, la vida es muy amplia y tiene múltiples facetas desde las que realizarse personalmente. Pero un niño lector tiene ante sí una puerta abierta al infinito. El camino que recorra dependerá de muchos factores pero esa puerta está ya abierta, podrá atravesarla sin esfuerzo, ese mundo le pertenecerá desde el inicio.

Este pequeño ensayo pretende ayudar a los mayores a poner en la mano de sus pequeños esa llave invisible, imprevisible, insegura e incierta pero capaz de abrir las alas de la mente al abrir las páginas de un libro, esa llave mágica que franquea el paso al universo del conocimiento y de la fantasía.

Casi nada ¿verdad?

Bueno, seamos ambiciosos y a la vez realistas […]

Si te interesa seguir leyendo y quieres ver la recomendación de libros, descárgate el artículo completo AQUÍ

Estándar
fragmentos

“Pues bien, señor, el caso es que estaba despierto, igual que la noche que he puesto como ejemplo, moviéndome en la cama y dándole vueltas a la cabeza, hasta que no pude soportarlo más. Así que me dije:

-Nick, Nick Corey, las preocupaciones acabarán desquiciándote, así que será mejor que pienses algo y pronto. Tienes que tomar una decisión, Nick Corey, porque, si no, lamentarás no haberlo hecho.

Así que me puse a pensar y pensar, y luego pensé un poco más.

Llegué a la conclusión de que no sabía qué coño hacer.”

Jim Thompson. Fragmento de 1280 almas.

Cita
poesía

Bruno se queja de que no hay palabras

Y como tiene razón, vamos a dedicarle un pequeño poema, casi un par de versos. Este poema pertenece a una obra llamada V/Bienes, que fue viendo la luz en un papel y que luego pasó a habitar la oscuridad fosforescente de un ordendor un par de años. Liberémoslo en Líbridus, dedicado a Bruno, por pedir palabras.

 

Paradoja

 

Para enseñarle a vivir en un mundo brutal

cría al niño en la recia disciplina de la delicadeza.

Estándar
fragmentos

—Usted no es un agnóstico, sino un ateo militante. ¿Por qué es necesario movilizarse contra la religión?

—Eso depende de su definición. Agnóstico significa “no sé”. Una definición que yo apoyo dice que es quien no tiene creencias positivas en un dios. El ateo siente una creencia positiva de que no hay Dios. Yo no tengo esa creencia. Lo que tengo es una ausencia de cualquier razón para creer en Dios, como tampoco en las hadas. Como científico, me conmueve la belleza del mundo y del universo. Como educador, veo perverso que a los niños se les eduque en falsedades cuando la verdad es tan hermosa.

Richard Dawkins. Entrevista en El País del 22-09-14.

Cita
fragmentos, pelis

-¿Qué demonios llevarán en esa diligencia?

-Eso es fácil de averiguar. Te acercas como si fueras a echar un vistazo y  si la emprenden a tiros… es oro.

Sergio Leone. Por un puñado de dólares.

Cita
cuentos, fragmentos

“-Si yo hubiese tenido mi ganado, Laura –dijo con una voz que le resultaba desconocida-, podría… Bueno, todo podría haber sido diferente, pero el dinero era de Edwards.

-La mayor parte era de Blossom- le corrigió ella con calma-. Yo heredé la misma cantidad de mi abuelo que ella, y me preguntaba qué podría hacer con él.

Priam la miró con la boca abierta. Ella volvió la vista con inocencia hacia atrás.

-¿A pesar de todo? –preguntó escéptico-. ¿A pesar de que… la casa está medio quemada?

-La casa está en pie a medias –le corrigió ella.

-Esa es una forma de verlo –reconoció él. La tomó de la mano, carraspeó y comenzó: -Laura…

Ella le tocó con la punta de los dedos un lado de la cabeza.

-Por favor, sonríe un poco, Priam. No es un funeral de lo que vamos a hablar ahora –le insinuó.

Su sonrisa fue como un disparo que asustó a un mapache que estaba entre los álamos.”

Dorothy M. Johnson. Fragmento de Más allá de la frontera, en Indian Country.

Cita
fragmentos

“Algunas reglas son buenas, chico – le decía Wally besándole (lo que hacía a menudo, sobre todo en el agua)-. Pero algunas solo son reglas. Tienes que quebrantarlas prudentemente.”

John Irving. Fragmento de Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra.

Cita
fragmentos

“-Oh, Señor, ayúdanos durante todo el día, hasta que las sombras se alarguen y llegue la noche… -empezó a decir la Sra. Grogan en voz baja, pero el Dr. Larch no quiso oirla.

-Cualquiera que sea la alternativa, si la hay… no es la oración -dijo.

-Para mí siempre ha sido una alternativa -dijo la Sra. Grogan desafiante.

-Entonces dígala para sus adentros -replicó Larch.”

John Irving. Fragmento de Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra.

Cita