cuentos, fragmentos

“-Si yo hubiese tenido mi ganado, Laura –dijo con una voz que le resultaba desconocida-, podría… Bueno, todo podría haber sido diferente, pero el dinero era de Edwards.

-La mayor parte era de Blossom- le corrigió ella con calma-. Yo heredé la misma cantidad de mi abuelo que ella, y me preguntaba qué podría hacer con él.

Priam la miró con la boca abierta. Ella volvió la vista con inocencia hacia atrás.

-¿A pesar de todo? –preguntó escéptico-. ¿A pesar de que… la casa está medio quemada?

-La casa está en pie a medias –le corrigió ella.

-Esa es una forma de verlo –reconoció él. La tomó de la mano, carraspeó y comenzó: -Laura…

Ella le tocó con la punta de los dedos un lado de la cabeza.

-Por favor, sonríe un poco, Priam. No es un funeral de lo que vamos a hablar ahora –le insinuó.

Su sonrisa fue como un disparo que asustó a un mapache que estaba entre los álamos.”

Anuncios

Dorothy M. Johnson. Fragmento de Más allá de la frontera, en Indian Country.

Cita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s