cuentos, literatura infantil

Jugar a leer libros

-Una aventura de luz y de lluvia-

Puede parecer un asunto sin importancia pero lograr que un niño disfrute de los libros significa dotarle sin esfuerzo de la mayor herramienta de aprendizaje jamás inventada por el ser humano. Es el acceso a una parte enorme del conocimiento y al vehículo fundamental de relación entre las personas: el lenguaje.

No hacerlo no es ningún drama: no es necesario el gusto por la lectura para ser feliz, y hay, sin lugar a dudas, muchos lectores infelices: afortunadamente, la vida es muy amplia y tiene múltiples facetas desde las que realizarse personalmente. Pero un niño lector tiene ante sí una puerta abierta al infinito. El camino que recorra dependerá de muchos factores pero esa puerta está ya abierta, podrá atravesarla sin esfuerzo, ese mundo le pertenecerá desde el inicio.

Este pequeño ensayo pretende ayudar a los mayores a poner en la mano de sus pequeños esa llave invisible, imprevisible, insegura e incierta pero capaz de abrir las alas de la mente al abrir las páginas de un libro, esa llave mágica que franquea el paso al universo del conocimiento y de la fantasía.

Casi nada ¿verdad?

Bueno, seamos ambiciosos y a la vez realistas […]

Si te interesa seguir leyendo y quieres ver la recomendación de libros, descárgate el artículo completo AQUÍ

Anuncios
Estándar